martes, enero 31, 2006

"Argucias" clericales...

"¡Ay, Sergio! Bien sabes que las "eminencias" de las religiones se agarran a todo para seguir enmascarando sus horripilantes intereses, caray! No te asombres si, mañana, ante la explicación de un pedo como lo de una reacción fisiológica, vengan 'ellos' y griten a los cuatro vientos que es "un soplo divino"...! :-) "

La sabiduría...

No hace mucho, Paco Miñarro (Coordinador de la FIDA - Federación Internacional de Ateos) dijo:
"No es tanto la sabiduría de los antepasados como las dudas de mis contemporáneos lo que me preocupa..."

¡Eso es! La 'sabiduría de los antepasados' debemos de aceptarla en el grado de 'referencia' ¡como no!, pero, en los tiempos que corren, jamás debemos usarla con el pesado estigma de los conceptos de antaño, en que las limitaciones de todo tipo o bien restringian las libertades, o bien delimitaban los horizontes del futuro conocimiento. (¡A ver cual ha sido el "antepasado" de solo hace unos 30 años que haya sido capaz de racionalizar las revelaciones y las posibilidades de las "nuevas tecnologias" en toda su realidad actual, o de plantear, en terminos filósofo-macroeconómicos, una ideología sociocultural como la que hoy día pide paso a gritos, por ejemplo!...)
Efectivamente, lo preocupante es ver como las gentes todavía dudan, y de qué dudan! Gentes que, tenidas o 'creídas' como "más pensantes", se aferran a principios "morales" y/o políticos y/o ideológicos que nos siguen frenando en las reivindicaciones de la autenticidad plurivalente de lo que somos: indivíduos gregarios, sociables, "buenos e iguales de nacimiento", y por ende merecedores de todos los derechos que dan respuesta a todas las obligaciones. Y de ahí viene, pienso, ese excesivo celo en la observancia de la contemporización, aquiescencia o sumisión ante determinados aparatos de simulacro populista, cuyo fin es precisamente el de obtener y mantener esa contemporización, esa aquiescencia, esa sumisión...
A tales gentes 'dubitativas' que sostienen el "parece mal" o el "no parece bien" en reaccionar contra aquellas manifestaciones que van netamente en disfavor de nuestros derechos y nuestra dignidad, por fuerza de las evidencias hay que clasificarlas como "cegatos", "gallinas" o "tartufos", sin vuelta de hoja! Y si queremos referirnos a las gentes "menos pensantes"... pues entonces habremos de armarnos de paciencia en el intento de resolver sus dudas y enseñarles el camino de la liberación, usando los mecanismos adecuados a las circunstancias, pero de eficacia probada, ya sean colegios, tertulias, boletines, revistas, periódicos, radio, televisión... en profusión... copiosamente... insistentemente... ilusionadamente... alegremente... inteligentemente... cojonudamente...

Era: Proyecto de Manifiesto de la FIDA*

Proyecto...

1 - Exposición del Pensamiento Ateo (PA) en su vocación mundialista y actualizado, absteniéndose de citas a nombres y teorías de unos señores ateos muy ilustrados que, hasta hoy, no han conseguido acallar los reclamos religiosos ni transmitir siquiera un soplo de esperanza y de confianza a los desesperados millones de gentes religiosamente manipuladas y políticamente marginadas.
* * *
A un indígena de las Américas, de África, de Asia, le importa un pimiento lo que dijo el sr. Fulano de Tal, por muy humanista, racionalista, libertinista o lo que sea que haya sido y hablado respecto a las doctrinas liberticidas.
Lo que le interesa es poder comprender el lenguaje de unos principios que 'hablen' de sus anhelos, de sus esperanzas, de sus realidades, de sus derechos, y en contra de toda forma de abusos de quienes les han tenido desde 'siempre' alevosamente engañados y desvergonzadamente despreciados. Lo que le interesa es que 'los de siempre' dejen de explotarlos miserablemente y empiecen a considerarlos 'sus iguales' en la condición común de 'seres humanos'. Lo que le interesa es llegar a poder hacerse oir tanto como todos los demás en defensa de sus propias circunstancias. Lo que le interesa es poder vivir dignamente, sin la angustia de no tener un trozo de pan para los suyos y para sí, ni una casa donde vivir. Lo que le interesa es ver, sentir, que sí existen otras gentes completamente dispuestas a luchar a su lado para conseguir una paz sin penurias, una vida sin incertidumbres y una convivencia sin temores.
Todo esto, debidamente definido y aclarado, es lo que debe conformar el PA. en sus proclamas antirreligiosas y prosociales más allá de sus consideraciones filosóficas o, cuanto menos, paralelamente a estas.

2 - Breve, pero incisivo y rigoroso, análisis de las coyunturas político-religiosas actuales, sus consecuencias en la vida de las sociedades y el presuntivo rol del PA en la consecución de la erradicación de ideas, usos y 'tradiciones' que sistematicamente se oponen a la emancipación de la Persona.
* * *
Es del todo rechazable el 'sistema' de castas vigente en la India y otros lugares, por ejemplo, o la discriminación política y social a que son sometidos los aborígenes en las Américas, por ejemplo, independientemente de su proclividad a la humildad y a la servidumbre astutamente desnaturalizadas, fomentadas y explotadas por los religiosos. E igualmente es del todo rechazable la injerencia de las religiones en los programas de enseñanza y en la política de los Estados con el único objectivo de ir garantizando su propia subsistencia y sin el más minimo interés en minorar las necesidades de los desvalidos, como en los casos de su manifiesta colaboración oportunista con los criminales regímenes dictatoriales de cualquier signo, por ejemplo, o cómo en el caso de la horrorosa despersonalización de las gentes en el mundo árabe, por ejemplo, o el mantenimiento de 'recursos' esclavistas en el uso de niños en los trabajos y en las guerrillas en todo el mundo, por ejemplo, y todo ello bajo las consignas de "obediencia, resignación y fé para mayor gloria de las divinidades", por ejemplo...

3 - Justificación de la imperiosa necesidad de reunir en una FIDA a las numerosas organizaciones y grupos de ateos bajo el techo de un PA que, en alguna de sus vertientes, satisfaga las exigencias de colaboraciones eficaces en la consecución de "una voz cantante y sonante" en la toma de decisiones justas en los conciertos sociales, en cualquier parte del mundo.
* * *
Si en dos o tres o cuatro países se hizo notar la colaboración de asociaciones ateas en las reivindicaciones llevadas a efecto por determinados colectivos, sufriendo la congoja de la incertidumbre de la consideración de sus anhelos, ello demuestra la 'valencia' del ateísmo en el contexto social muy a pesar del relativamente poco eco de sus declaraciones de principios. Ahora bien: es sabido que "de la unión nace la fuerza"; y de haber estado ya debidamente configurada e institucionalizada una FIDA , no habrian sido solamente unos cuantos millares de voces dubitativas pidiendo una decisión justa para sus reivindicaciones sino muchos millones de voces exigiendo firmemente el respeto a todos los derechos de esos colectivos y el justo reconocimiento de la dignidad y de las libertades de las personas.
Por otro lado, para su avance y como contrapartida a la propuesta de claudicación de las religiones, el ateismo no tiene más que una opción: despojarse de esa especie de confinamiento celular en que se mueve y constituirse en una potencia política (o 'político-filosófica', si se quiere) capaz de enfrentarse y vencer a todas las atávicas doctrinas contrarias a cualquier movimiento de renovación de los conceptos de convivencia sana, plural y respetuosa. "De la unión nace la fuerza", en efecto, y ese debe ser el proposito de la FIDA en un llamado a todas las organizaciones, asociaciones, grupos e individuos de convicciones ateas.

*FIDA, Federación Internacional de Ateos

Sobre el Pensamiento Ateo...

El Pensamiento Ateo (PA) ¿?

"Antes", el Pensamiento Ateo (PA) estaba condicionado por la definición misma del ateísmo según los círculos académicos, filosóficos, escolásticos, no atendiendo a las cuestiones sociales y políticas a traves de los tiempos, salvo en los razonamientos de algún que otro teórico pero sin la relevancia que hubiera sido deseable otorgársele. "El ateísmo es una doctrina que niega la existencia de divinidades", y de ahí partía el concepto de que "una vida sin dioses" sería mucho más acorde con la Naturaleza y con las necesidades de la afirmación del Hombre como tal en el curso de su existencia. Y punto.
Se ha hecho hincapié en que el Hombre debe sobreponerse a los dogmas de las religiones que lo relegan a un tercer lugar en la escala de 'valores existenciales' -dioses, sus representantes (oráculos, sacerdotes, 'ministros doctores', etc.) y sólo después, el Hombre- pero se han ido aceptando los 'otros dogmas' (político-sociales) como algo 'natural' y necesario 'para la estabilidad del orden', aunque matizándolos paulatinamente mas siempre sintonizados con los intereses variopintos de los grupos dominantes.

Pero en nuestros días la tendencia es otra. En la segunda mitad del siglo XX, sobre todo en las últimas décadas, las "cosas" han conocido unos cambios tan significativos que se torna imposible no concebir un PA más volcado hacia posturas pragmáticas que hacia los vericuetos metafísicos todavía propugnados por los teóricos.
Hoy día es exigible un PA actualizado que contemple todo un abanico de líneas dinámicas de un activismo del tipo corporativista: así lo demanda la proliferación de grupos de cultura ateísta, o de 'simpatía' ateísta, con objetivos específicos y diferenciados entre sí, como lo son las distintas asociaciones que respectivamente luchan por el laicismo estatal, por la exclusión de la enseñanza de la religón como asignatura evaluable, por la consecución de la apostasía, por los derechos democráticos en todas las sociedades , por los derechos sociales de los homosexuales, por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, por la defensa del medio ambiente, por el estudio objetivo e imparcial de las raíces de las religiones, por la divulgación de los progresos cientificos, por la dismitificación de los absurdos dogmatizados, por la comprensión y aceptación de los valores de la Razón; enfin, incontables organizaciones dedicadas a las libertades a que tenemos derecho e inspiradas en los anhelos de "una vida sin dioses".

Considerando todo ello, es lícito pretender otorgarle al PA una "nueva definición en una nueva dimensión", que le permita implicarle en renovados conceptos de estructura social, política y económica, con o sin 'globalización', con o sin 'liberalización de mercados', etc., etc., etc., de manera que pueda ser comprendido fácilmente, y luego aceptado, y luego asimilado, y luego propagado con el caracter de "una nueva filosofia de vida" en las sociedades de todo el mundo.
En estos términos, el PA, rechazando toda idea de la existencia de dioses, debe rechazar igualmente todo el concepto socio-político que admita la ingerencia de la cosa religiosa en la vida pública y que se oponga a la liberación de la persona en toda su plenitud, dentro de un marco de justas proporciones de "derechos y deberes" exigibles en toda convivencia pacífica y, al fin, humanizada.

Definiendo: el PA, siendo la resultante de un ejercicio mental que no admite la existencia de lo sobrenatural, determina, en un juicio concluyente, que solo el Hombre es el responsable de las condiciones de su existencia, y, como tal responsable, le incumbe la celosa defensa de todas sus circunstancias.