miércoles, febrero 01, 2006

ME PREGUNTO...

¡1 de Enero de 2006!

Son las 8 de la mañana. Hace un ratito, mientras desayunaba paulatinamente, iba mirando las plantitas, los pequeños arbustos y la hojarasca que cubren el encintado terreno de mi jardinículo -un jardin minúsculo de unos 6x15 m. Me pareció que todo seguia igual a como yo lo habia visto ayer mismo, y anteayer tambien, e incluso Sol, mi leal y joven compañera 'pastora belga', se movia y olfateaba el aire fresco matinal como lo habia hecho anteayer y tambien ayer... como si nada hubiese cambiado en las últimas horas...

Sin embargo, desde el pueblito, cercano unos trescientos y pico metros, todavia bajaban, por la vega que adorna al río, los sonidos de risas y grititos de los mozos y mozas, en trasnochada celebración de un acontecimiento que no es universal, sino más bien occidentalizado: el final del año 2005 y el empiece del 2006, motivando un chorrillo de espectativas de cambio "para mejor" en las condiciones de vida de cada cual...

La "cosa" me dió que pensar... y he vuelto a hacerme preguntas...

Mi jardin y mi perra me indican que nada ha cambiado de ayer a hoy, pero se siente en el aire el que, de la noche a la mañana, mis congéneres se han "revestido" de un halo de solidaridad y mutua tolerancia muy inusuales... ¿Querrá "esto" decir que, efectivamente, puede que haya empezado hoy un cambio en la actitude de las gentes?... ¿Viviremos en este año, de verdad, el autentico cambio "para mejor" en las relaciones entre los pueblos? ¿Conseguiran los políticos (¡finalmente!) ser cuerdos y responsables, abnegados y honrados? ¿Tendran los gubernantes de los Estados (¡por fin!) la inteligencia y la honestidad imprescindibles? Y sus opositores ¿tendran (¡de una vez!) la hombradía y la dignidad de asumir sabiamente su situación política, hasta hoy no reveladas? ¿Y se decidiran los monarcas (¡que todavia existen!...) a resignar en sus Pueblos la verdadera y legítima soberania? ¿Y las conferencias episcopales admitiran (¡que ya es hora!) el acercamiento del ocaso de sus fechorías? ¿Y los lideres religiosos (¡engreídos reyes del timo!), sentiran recorrerles el espinazo el temor de ser juzgados públicamente? ¿Y la curia vaticana (¡el exponente mafioso!) elevará sus plegarias al mismisimo demonio ya que el mismisimo dios la mandará a tomar por saco cuando las cosas se le tuerzan de veras, finalmente?...

Enfin... no sé... son preguntas que sigo haciendome, quizá a lo tonto... o quizá no tanto!...

Saludos, y un buen año para tod@s.
TA