lunes, junio 12, 2006

Lo que se lee por ahí...

En mis andanzas por la Red, me topo frecuentemente con comentarios sobre los más diversos temas escritos por personas que parece que viven en la estratosfera del surrealismo, ajenos del todo a lo que REALMENTE pasa en esta sufrida Tierra...

Tal es el caso de un sr. jurista (...) que alude a las "vergüenzas" que vivimos en España, para luego encomiar a "el Vaticano" en sus "funciones de alta mediación" en los conflictos institucionales ( http://bloc.balearweb.net/post/603/16499 ). El articulo está en pdf, no tiene desperdício, y me provocó las ganas de... enfin, que le he insertado este "desahogo":

¿Y dice Ud. que ejerce de "jurista"? ¡Ay que ver!... ¿Qué conocimientos supone Ud. que deben participar del bagaje cultural e intelectual de un jurista?... ¿Qué es, para Ud., el compromiso ético-profesional de la ciencia del Derecho, que todo jurista debe observar?... A menos que trate Ud. de usurpar un título que le proporcione una ficción de credibilidad, es lícito pensar que su escrito se lo ha dictado alguna circunstancia personal que le aparta de una visión clara, objectiva e imparcial de los "acontecimientos notables y de interés mundial" los cuales, como Ud. afirma, "ponen de rabiosa actualidad las funciones de prestigio y alta mediación que, secularmente, viene realizando el Vaticano".

Atengase a la realidad de las evidencias, señor mío, y a la evidencia de las realidades: en todos los tiempos, las jerarquías de TODAS las religiones, con todos sus coadjutores, constituyen el colectivo más espantosamente parasitario de la Humanidad, impregnando en las sociedades la convicción de la necesidad de unos parámetros espirituales "inherentes a la propia Vida", dicen, con lo cual logran asumir un status de dominación emocional en las gentes crédulas, que les reportan todo un cúmulo de prerrogativas y beneficios terrenales en detrimento de nuestras libertades y de nuestra dignidad, en general. A las religiones no les importa nuestra condición humana, sino su propia pervivencia. Todo lo hacen por seguir "su" propio camino.Y "El Vaticano" que le merece a Ud. tal panegírica manifestación, es, histórica y jurídicamente, "secularmente",el contraventor de los muchos acuerdos internacionales sobre los derechos humanos. (No es de estrañar, por ello, que una de sus "funciones de prestigio" sea la de intentar por todos los medios -sibilinos, taimados, capciosos...- dirigir la educación de las juventudes según sus criterios excluyentes...).
Le remito, sin más dilaciones, y para que Ud. borre de sus conjeturas la idea de que lo que aquí y ahora le digo no pasa de "una opinión personal y subjectiva" mía, al artículo de Michael Hogan publicado el 10/6/2006 en este mismo "Apòstates de Mallorca" ( http://bloc.balearweb.net/post/603/16501 ), para que se vaya Ud. documentando por lo menos mínimamente... como buen jurista...

Le saludo cordialmente.
Tito Augusto