viernes, octubre 06, 2006

¡APOYEMOS LA INICIATIVA DE IU!

He estado buscando opiniones sobre las razones que llevaron al Gobierno de España a mentirnos acerca de las bondades del reciente acuerdo Estado-ICAR, referente a "una parte" del proceso de autofinanciación de esta última. Y, por increíble que parezca, no encontré ni una sola. Nada. Algunos, poquísimos, comentarios y críticas pro y contra de ese acuerdo es lo más que pude encontrar, como si lo "otro" se tratara de una cuestión de ínfima importancia ...

Por otro lado, de los verdaderos términos de las negociaciones de tal acuerdo-pacto nadie se ha enterado más que los directos intervinientes, usando estos de un secretismo tal que pone en evidencia su temor a que una elucidada opinión pública rugiese clamorosamente contra ese tipo de "apaño" entre las dos Entidades, ahora visiblemente hermanadas en la amañada persecución de sus respectivos objetivos -los cuales,¡hay que decirlo muy alto e insistentemente!, se plantean de modo claro en contra de los objetivos de un auténtico Estado laico, permanente y atento garante tanto de las obligaciones como de los derechos, sociales e individuales, de toda la ciudadanía.

Sin embargo, lo que urge hoy no es propiamente analizar "las razones" del Gobierno ("la Política tiene razones que la Razón no alimenta ni sostiene"...), sino considerar las incongruencias, las falsedades, la injustícia y la inconstitucionalidad del susodicho Acuerdo, acuerdo-pacto, o trato-estafa, o complot o como por bien se lo denomine.

De hecho, las decisiones de un Gobierno que, en el intento de justificarlas, se escuda en la mentira, son, ya de per se, inconstitucionales, tanto más cuando esas decisiones afectan de modo tremendamente negativo a los intereses, en varios ámbitos, de, ¡por lo menos!, casi un cuarto de la ciudadanía (consultese el último Barómetro del CIS, de Julio pasado: "no creyentes", 12,4%; "ateos", 6,9%; "N.C.", 1,8%; total, 21,1%) que representa unos diez millones ¡por lo menos! de personas adultas y responsables, quienes rechazamos, justificadamente, cualquier fórmula de financiación de una sibilina organización religiosa que insiste en coartarnos nuestras libertades y en pisotearnos nuestra dignidad -por eso que, hasta hoy, y esgrimiendo sus alegatos de una hipocresía sin fondo, no se ha "dignado" adherirse a las convenciones internacionales que buscan protejernos... (¡Por algo será!...) (*)

Pero es ya del conocimiento público el que un grupo parlamentario, por los vistos aún no implicado en las tramoyas de los pasillos sino más bien ciertamente comprometido con los valores cívicos y laicos de nuestra sociedad, ha decidido contraponer razones de peso -¡que muchos desconocen!- a la aceptación del Acuerdo que la Srª Vicepresidenta del Gobierno, con inaudito desparpajo, pretende hacernos admitir que es serio, y además "muy bueno para todos" -que es el dicho que suena ahora por los corrillos sin que se ose identificar quienes son esos "todos"...

El Grupo Izquierda Unida, que a este me refiero, va a emprender las acciones necesarias para que el Gobierno reconsidere, rectifique y sanee su actual proclividad al "síndrome del avestruz", particularmente en lo que se refiere a las "financiaciones religiosas", al gordísimo problema de la "vivienda para todos" y a la tan manida Educación que no empieza de una vez a ser humanamente laica y dirigida ¡por fin! al desarrollo cívico e intelectual de todos los ciudadanos. Unas cuantas y muy determinadas enmiendas en los Presupestos Generales del Estado y/o, "en su caso", el recurso a los Tribunales de Justícia, va a ser el camino a recorrer para que se hagan realidad las realidades acalladas en este Acuerdo tan alegremente celebrado por nuestro Ejecutivo y la cumbre episcopal...

Por ello, apoyar decididamente esta iniciativa de IU, y otras de semejante envergadura de interés social, procedan de donde procedan, es una toma de posición inteligente que define, con total transparencia, el carácter y la responsabilidad de toda persona voluntariosamente implicada en la reconstrucción y emancipación de nuestra sociedad, tan agobiada por las liberticidas influencias de religiosidades cada vez más innecesarias...

Tito Augusto
Miembro de la FIdA, Federación Internacional de Ateos
www.federacionatea.org
www.vidatea.blogspot.com

* * *
(*)CONVENIOS NO FIRMADOS POR EL VATICANO
Supresión de la discriminación basada en la sexualidad,
Supresión de la discriminación basada en la enseñanza,
Supresión de la discriminación basada en el empleo,
Supresión de la discriminación basada en la profesión,
Protección de los pueblos indígenas,
Protección de los derechos de los trabajadores,
Protección de los derechos de las mujeres,
Contra los genocidios,
Contra los crímenes de guerra,
Contra los crímenes contra la humanidad,
Contra el apartheid,
Por la supresión de la esclavitud,
Por la supresión de los trabajos forzados,
Por la supresión de la tortura,
Por la supresión de la pena de muerte.