jueves, febrero 01, 2007

EN POCAS PALABRAS

EN POCAS PALABRAS

¡Jeje! Hay cosas que, aparte de ser indignantes de per se, no dejan de provocarme la risa... aunque sea una risa triste.

En el Boletín Digital nº 97 de la FIdA ( www.federacionatea.org ) se recoge un articulo publicado en

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=15476

que viene a corroborar "oficialmente" lo que llevo yo constatando desde hace años, y que ya publiqué el 2/12/2006 en éste mismo blog
http://vidatea.blogspot.com/2006/12/por-la-laicidad.html (en el apartado "Muy brevemente")

En el susodicho articulo de "aciprensa" se puede leer:

(...)
"El semanario explica que "tampoco ayuda la escala de valores reconocida": "El 43,7 por ciento de los encuestados reconoce ubicar su felicidad en la salud; el 23,7 por ciento en el dinero; el 18,9 por ciento en la familia y sólo el 2,5 por ciento coloca a Dios como su principal fuente de felicidad".
"De forma inconsciente, casi intuitiva, los valores biológicos (salud), humanos inframorales (el dinero como símbolo de prosperidad y éxito) parecen estar por encima de los valores morales (familia) y religiosos (Dios)", señala el responsable de la Fundación, Joaquín Saldaña, quien añade que los valores religiosos "no anulan los demás valores morales, ni los sustituyen, sino todo lo contrario".

Verdaderamente, este tal Joaquín Saldaña tiene que estar extremadamente robotizado, programado con X bites de estupidez, o bien ser un arribista de mucho cuidado que no se sonroja ni le tiembla la palabra imputando a los encuestados (el pueblo...) una "forma inconsciente, casi intuitiva" (¿animalismo?...) en la humana elección de los elementos que consideran prioritarios para la consecución de su propia felicidad, muy por encima de "el hecho religioso y sus valores morales". Ignora este individuo que los autenticos valores 'morales', ajenos del todo al "hecho religioso", fueron los que conformaron a las sociedades primitivas y las llevaron a su supervivencia, su evolución y desarrollo en los entornos más hostiles. Ignora este "caballero" que, mucho antes de que el concepto de una divinidad "omnimoda" hiciera estremecer a la Humanidad cavando los hondos fondos donde todavía se tallan los "valores" que minan la Convivencia, ya la "moralidad social y personal" estaba inscrita en los códigos de conducta que propugnaban exactamente las obligaciones y los derechos individuales y sociales -los derechos y las responsabilidades inherentes al bien estar, la paz y la concordia- de forma consciente, razonada...
Y ciertamente ignora tambien este hombre, así como otros miles de su "clase", muchas otras cosas que estan "por encima de sus valores morales y religiosos" y que se rigen por los Imperativos de la Vida -que son los que verdaderamente existen y que ningún valor religioso podrá jamás suplantar. ¡jJamás! ¡Jamás!

("Jamás", digo. Pero... ¿y cuando nos veremos libres de este tipo de "ovejunos-lupinos" depredadores/carroñeros, como Joaquín Saldaña? ¿Jamás?...)